¡Voluntarios de Autlán llevan rosca de reyes a 11 comunidades!

El voluntariado es una excelente manera de fomentar una sólida relación con nuestras comunidades. Permite realizar nuestro trabajo a la vez que generamos un impacto positivo en nuestro entorno de la mano de nuestros propios colaboradores.
1 año ago3117 min

En el marco de la celebración del Día de Reyes, 30 colaboradores de Autlán emprendieron una labor de voluntariado llevando más de 200 roscas a las comunidades de Ixtlapala, Amoxco, Cuatahuatla, Tenexco, Pitzontla, Cuatlapech, Tlacomul, Cuatitlanapa, Comontla, Tolago y Chiconcoac; para compartir momentos de alegría y convivencia con los habitantes.

La responsabilidad social va direccionada a implementar actos que representen un impacto positivo en la sociedad y Autlán cumple con estas iniciativas, apoyando a un amplio grupo de beneficiarios y, en adición, cumpliendo los objetivos de desarrollo social estipulados por la ONU.

El voluntariado suele ser una excelente manera de desarrollar habilidades sólidas para las personas y es un sustituto creíble del trabajo remunerado. En este voluntariado participaron diversas áreas de la empresa, como Exploración y Geología, Capital Humano, Seguridad, Taller Mecánico, Sistemas, entre otras.

 

César Arroyo, Gerente de Exploración y Geología de Autlán, fue uno de los voluntarios para esta actividad, y nos cuenta que esta iniciativa despertó la empatía de la gente: “Muchas veces debemos salir de nuestra burbuja para poder ayudar a las personas que más lo necesitan, convivir y compartir momentos con los niños, señoras y señores de la comunidad a la que asistí, me cambió por completo, quiero seguir participando en este tipo de actividades e invito a mis compañeros a que hagan lo mismo” destacó Arroyo.

El acercamiento con las comunidades en las que se tiene una presencia, siempre ha sido uno de los principales objetivos de Autlán. Es importante generar un vínculo que fortalezca la relación y que el diálogo fluya de manera natural.

Además, César Arroyo describe que “ver la cara de los niños cuando les dábamos un pedazo de rosca fue invaluable, muchas veces estamos tan inmersos en nuestros propios asuntos que no volteamos a ver qué necesita el de al lado. Es nuestra responsabilidad voltear y ver la realidad de nuestro entorno.”

“Regresen pronto” “No nos dejen” “Gracias Autlán” fueron algunas de las frases expresadas durante esta actividad por parte de las personas que participaron en la primera convivencia del año.

El interés de Autlán en prospectar comunidades va mucho más allá, puesto se trata de construir una relación sólida con nuevos grupos de interés, que permita que podamos realizar nuestro trabajo a la vez que generamos un impacto positivo en nuestro entorno. Nuestro compromiso es continuar beneficiando a Hidalgo y su gente, destacar la solidaridad y empatía de sus colaboradores, mientras respondemos a las actividades de la Agenda 2030, con los ODS que estipula la ONU.