Conoce AutlánDescubre nuestros procesos de manganeso y ferroaleaciones

El mineral de manganeso, proveniente del tajo abierto así como de la mina subterránea, se envía a la planta de nodulización ubicada en la Unidad Molango.
2 años 33338 min
https://comunidadesautlan.com/wp-content/uploads/2020/07/portada-nuestro-descubrimiento.jpg

¿Cómo operamos en Autlán?

Descubre nuestro proceso operativo paso a paso desde la extracción de mineral de manganeso hasta la fabricación de ferroaleaciones. En AUTLÁN MANGANESO trabajamos para IMPULSAR LOS RECURSOS DEL MAÑANA.

LOS PRIMEROS PASOS

Prospección: Consiste en la investigación geológica preliminar para determinar si en una zona puede encontrase un mineral en calidad y cantidades comercialmente aceptables.

Explotación: Es el trabajo geológico de detalle. Su objetivo es averiguar la cantidad y calidad de mineral detectado en el área.

Desarrollo: Comprende el conjunto de obras mineras: tiros, frentes, cruceros, contrapozos y rampas necesarias para proceder a la explotación.

Extracción: Es el conjunto de sistemas para extraer de forma racional y sustentable el mineral. En AUTLÁN MANGANESO contamos con una mina subterránea (unidad Molango), y un tajo abierto (unidad Naopa) donde se extraen los carbonatos de manganeso.

EL BENEFICIO

El mineral de manganeso, proveniente del tajo abierto, así como de la mina subterránea, se envía a la planta de nodulización ubicada en la Unidad Molango.

Horno de Nodulización: Los carbonatos de manganeso se calcinan, reducen y aglomeran para transformarse en piedras artificiales a las que se denominan nódulos de manganeso. Este proceso se realiza en un horno rotatorio horizontal, producto de la tecnología desarrollada por Autlán, que tiene 115 metros de longitud y tres zonas bien definidas: precalentamiento, calcinación y enfriamiento.

Transportación: Los nódulos de manganeso son almacenados y posteriormente trasladados a las plantas de ferroaleaciones de Autlán localizadas en Teziutlán, Puebla; Tamós, Veracruz y Gómez Palacio, Durango.

LA TRANSFORMACIÓN

Comparte este video en Facebook

Almacenamiento: Los nódulos de manganeso procedentes de la unidad Molango y los demás minerales que participan en el fabricación de ferroaleaciones se almacenan en lugares cercanos al equipo de proceso.

Trituración: El material se envía al área de quebrado para dar el tamaño adecuado. Ahí los minerales y el coque posteriormente serán cribados para eliminar los finos, que no son adecuados en el proceso.

Briquetadora: El material que se genera como finos tiene que someterse a un proceso de aglutinación para aumentar el tamaño y conseguir la briqueta que será utilizada en el proceso de fabricación de ferroaleaciones aprovechando así, los finos que se generan en las operaciones de trituración.

Tolvas de día: En esta área de mezclado y pesado, los materiales son almacenados en unas tolvas cuyo volumen permite operar los hornos durante un día sin tener que suministrarlos de forma continua.

Tolvas de alimentación: Esta área alimenta por gravedad las materias primas ya preparadas en las zonas de reacción de los hornos.

Hornos: La mezcla de manganeso con otros materiales como el cuarzo o coque sufre un proceso metalúrgico para obtener la ferroaleación. Autlán produce Silicomanganeso, Ferromanganeso Alto Carbón y Ferromanganeso Refinado.

Refinación al oxígeno: El ferromanganeso Alto Carbón es refinado bajando su contenido de carbón mediante la inyección controlada de oxígeno en el equipo especialmente instalado.

Las ferroaleaciones son productos siderúrgicos: su proceso de fabricación les confiere ese estatus, que se reafirma al estar considerados dentro del capítulo siderúrgico 72 de la tarifa mundial de importaciones y exportaciones.

Las ferroaleaciones trasladan las propiedades del manganeso al acero: debido a que los procesos de fabricación del acero impiden la asimilación directa de los beneficios del mineral de manganeso, las ferroaleaciones intervienen como los hilos conductores para transmitir dichas propiedades.

[yuzo_related]